navegacion
asociados
 
 
 

Empresa Familiar : Transición y relevo generacional. Sucesión.

Los datos son contundentes: un rango entre el 60-70% de las empresas familiares no logra subsistir a la segunda generación y se estima que tan sólo el 33% de las empresas familiares superan con éxito la transición generacional. La mayoría son vendidas o divididas tras el fallecimiento del fundador. Algunos estudios muestran como tan sólo el 5% de las empresas familiares generan valor para el accionista más allá de la tercera generación.

¿Cuál es la clave para sobrevivir a la sucesión? Ésta es la pregunta que se hacen muchos empresarios y que en la dilatada experiencia de IGEI, tiene una única y sintética respuesta: planificación.

La sucesión es una verdadera prueba de fuego para las empresas familiares : no puede improvisarse, debe ser planificada con tiempo. Es un proceso, no como un suceso, y no se superará hasta que se hayan delegado por completo tanto la autoridad como los derechos de propiedad

La superación con éxito del relevo generacional conlleva, generalmente, la adopción previa de una serie de estrategias y de actuaciones:

1.- Elaboración y reconocimiento por la familia de un protocolo familiar que, entre otros temas, clarifique los criterios de entrada y salida en la propiedad y en la gestión de la empresa. Este mismo protocolo servirá de herramienta para diferenciar la familia del negocio.

2.- La constitución de un consejo de administración que se reúna con periodicidad para debatir y supervisar la gestión de la empresa, y las decisiones estratégicas. La presencia en este consejo de directivos ajenos a la familia se muestra como un factor de éxito más a tener en cuenta. 

3.- Además de ello, es también recomendable establecer un consejo de familia con el objeto de tratar los temas familiares, y lidiar los conflictos antes de que sean crisis y deriven en rupturas. 

4.- Crucial : el diseño e implementación de una estrategia de negocio adecuada. Por su carácter cerrado, tradicionalmente las empresas familiares han tenido menos facilidad en su acceso al capital que las empresas cotizadas no familiares, y por esta razón se centraron en sectores poco intensivos en capital (bienes de consumo, comercio) y mas diversificadas por razones de supervivencia, al concentrar gran parte del patrimonio familiar. 

5.- La experiencia de IGEI en esta modadlidad de empresas nos permite afirmar que, por encima de todas las anteriores, se encuentra la voluntad expresa de la familia por continuar con la empresa. Por mucho que el fundador disponga de empuje y carisma personal, es necesario que los sucesores estén motivados para seguir trabajando duro. Sino, la empresa familiar desaparecerá con la rapidez con que se nos cae en la playa la arena de las manos.

El hecho de que sea difícil vender las participaciones de empresas familiares en el mercado y menos, a buen precio, es un buen incentivo para mantenerse unidos y optimizarlas.

 

Trabajar durante meses, con resultados perdurables por años. 

Desde el primer momento se necesitan decisiones acertadas y  avanzar en la dirección correcta para cumplir los objetivos marcados, en el plazo previsto.

Desde el Instituto ofrecemos a las empresas, servicios únicamente prestados por socios, Expertos en Gestión y Procesos de Sucesión de Empresas Familiares.

http://apacbank.es/wp-content/uploads/2012/06/contacto-2.jpg
Envíenos su opinión
o su consulta desde aquí ..
http://lh6.ggpht.com/-fMSlnhOO62U/S4s9jW-1emI/AAAAAAAAAFc/OOmqnRJDsIQ/Business_haandslag_sh_lille.jpg

Solicite una
visita gratuita
.

 

 
Inicio l El Instituto l Estándares l Objetivos l Al Servicio de la Pyme l Contacto
    3DMentes